febrero 2, 2023
Últimas Noticias

MMMMM PATAS… ¡HABLEMOS DE LOS FETICHES SEXUALES!

Por en enero 17, 2023 0 22 Views

La forma en que vivimos nuestra sexualidad es más compleja de lo que nos podemos imaginar, si bien es cierto que hay formas más convencionales de excitarnos, por el ejemplo, estimular las zonas erógenas como los genitales; la realidad es que el ser humano ha encontrado más maneras de experimentar el placer.

Los fetiches sexuales, son un tipo de atracción sexual a objetos, situaciones o partes del cuerpo que provoca la excitación, pero que por si solos no tienen una connotación sexual. El término fue utilizado por primera vez por el psicólogo Sigmund Freud y aunque la RAE lo define como una “desviación sexual”, en verdad son prácticas que, de manera responsable y sana, pueden llegar a mejorar las relaciones intimas.

Fetiches que no son muy conocidos.

Los fetichismo más populares son los que se tienen hacia los pies, con la ropa interior y hasta los que se ponen en ciertos contextos como el exhibicionismo o el voyerismo, sin embargo hay un grupo de fetiches que por su inusual naturaleza no son muy mencionados.

Tricofilia: la excitación por acariciar el pelo de otras personas.

Claustrofilia: todo lo contario de la claustrofobia, este fetiche se caracteriza por la estimulación erógena al momento de tener relaciones sexuales en un espacio cerrado.

Autoandrofilia: en este caso, el fetiche se da en mujeres, se trata de sentir un gusto por vestirse de hombre mientras se tiene el acto sexual, además de adoptar una postura dominante.

Los fetiches… ¿algo normal?

Primero habría que aclarar lo que “normal” significa, siendo la definición “que se rige a la norma”, de esta manera podríamos decir que es más normal de lo que pensamos, ya que, a pesar de no hablar de ello por los prejuicios y tabúes sociales, la mayoría de la población tiene alguno.

No obstante, hay que cuidar que no se nos vuelva un problema; esto ya se torna negativo cuando el acto afecta nuestra salud, daña a terceros o se convierte en una obsesión que condiciona el placer sexual, en tales casos, se debe acudir con especialistas en el tema.