febrero 8, 2023
Últimas Noticias

¿CONTACTAR CON EL MÁS ALLÁ?, LLAMA AL 01 800 “OUIJA”

Por en enero 11, 2023 0 41 Views

La historia de la Ouija es algo misteriosa, el cómo “apareció” una tabla con la habilidad de hablar con espíritus de otro plano dimensional, los cuales te pueden hablar sobre el futuro, el presente y el pasado, es como mínimo interesante.

Según expertos en la historia de la Ouija, como es el caso de Robert Murch, el tablero podría tener su origen en el siglo XIX, cuando los temas de espiritismo estaban tomando mucha popularidad, en todos los niveles socioéconomicos.

Como era de esperarse, no faltó mucho para que se viera un negocio en el mundo del esoterismo, por lo que Charles Kennard, junto a otros inversionistas, crearon la Kennard Novelty Company, con el objetivo de fabricar y comercializar tableros “parlantes”, basados en los que se usaban en los campamentos de espiritistas en Ohio.

De acuerdo con Murch, el nombre fue escogido por la misma tabla, los inversionistas se sentafron alrededor y le preguntarón como debía ser llamada, a lo que el tablero contestó: “Ouija”, cuando se le preguntó el significado respondió: “Buena suerte“.

Robert Murch, experto en la historia de la Ouija.

El caso de Jennifer Lynn Springman.

Uno de los tantos casos conocidos, adjudicados al objeto paranormal, es el de Jennifer Lynn Springman. En 1972, Jennifer con tan solo 14 años de edad, se reuniría con un grupo de amigas para jugar la Ouija, al momento de pasar, la joven preguntaría: “¿Cuando voy a morir?”, a lo que el tablero se limitaría a responder tres palabras: “18“, “asesinada” y “estrangulada“.

Todas las presentes se asustaron y decidieron terminar el juego, Jennifer procedería a contar lo ocurrido a su familia, por lo que sus padres le prohibieron jugar de nuevo.

Los años pasaron y todo había quedado en el pasado como un amargo recuerdo, hasta que unos días antes de cumplir los 18, la chica desaparecería, hasta que un 3 de octubre de 1976 la encontrarían muerta en una bolsa de basura, lo más increíble fue que tenía señales de haber sido estrangulada. No se encontró al culpable.