febrero 6, 2023
Últimas Noticias

La economía mexicana se contrajo un 8.5% en el 2020

Por en enero 29, 2021 0 1060 Views

La investigación del Inegi sobre la estimación del PIB (Producto Interno Bruto) de México, arrojó que el año pasado los efectos de la crisis del Covid-19 provocaron que la actividad económica cayera un 8.5%, es considerada la mayor caída desde 1932.

De acuerdo con los resultados de la Estimación Oportuna del PIB, en el último trimestre de 2020 aumentó 3.1 por ciento en términos reales frente al trimestre previo, con cifras ajustadas por estacionalidad, superando el pronóstico de 2.8 por ciento del sondeo de Reuters y extendiendo la recuperación a dos periodos.

De confirmarse el dato el 25 de febrero próximo, la caída del PIB quedaría por encima de la proyectada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, de 8.0 por ciento.

“Al último trimestre del 2020, el PIB hila seis trimestres consecutivos con caídas anuales, algo que no se veía desde 1982 a 1983, siendo evidente de que no sólo el coronavirus llevó a la baja el PIB de México”, señaló Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base. 

Agregó que, entre los factores que llevaron a la baja a la actividad económica, además del Covid-19, esta la ausencia de una política fiscal contracíclica en México que ayudaría a detener las caídas del PIB así como la inercia negativa que traía la economía desde finales del 2018. 

También se mostró que el sector primario fue el que mejor resiliencia tuvo al impacto del Covid-19, debido a que fue considerado dentro de las actividades esenciales desde el inicio de la pandemia, por lo que no cerró.

De esta forma, la actividad primaria mostró un crecimiento anual de 2.0% en el 2020.

En contraste, el sector secundario fue el que mostró la caída más profunda. El año pasado, las industrias tuvieron una contracción de 10.2%. En cuanto al sector terciario, que está relacionado a los servicios, la contracción fue de 7.9%.

Para el primer trimestre del 2021 se espera que se presente una caída del PIB en su comparación anual, con lo que hilaría siete trimestres consecutivos de caídas, algo nunca visto en la historia de la economía mexicana.