febrero 1, 2023
Últimas Noticias

Elevadas comisiones e inseguridad es un motivo para la cancelación de viajes en Didi y Uber.

Por en agosto 30, 2022 0 280 Views

Cada vez se reporta con mayor frecuencia la cancelación de viajes en Didi y Uber.

Entre los usuarios que hacen uso de estos servicios las quejas se han ido en aumento ya que suelen cancelar el viaje después de muchos intentos.

De acuerdo a un conductor de ambas plataformas su trabajo resultaba más sencillo cuando Uber únicamente se encontraba ofreciendo los servicios ya que “Didi llegó con las tarifas hasta abajo y Uber tuvo que bajar sus precios para competir”, explica.

Uber llegó en el año 2013 a la Ciudad de México generando una competición muy grande con los taxistas ya que su servicio ofrecía cargo automático a si tarjeta, accesibilidad de agua, dulces y rastreo.

Al principio Uber resaltaba mucho por su servicio de calidad manteniendo unidades limpias, uso de cables, preferencia de música para realizar el viaje más cómodo para el usuario, así como la información del conductor el cusl había pasado por filtros de seguridad.

Actualmente parece ser que perdieron su distintivo inicial ya que en lugar de amenizar el viaje comienzan a generar descontento.

Un chófer nos cuenta que no pueden saber el lugar al que se van a dirigir, y los chóferes se encuentran por categorías.

“En Uber, como conductores tenemos distintos niveles: azul, oro, platino y diamante. Cuando eres platino y diamante no sabes exactamente el destino, pero sí la delegación. Pero si eres azul u oro no te aparece. Es hasta que inicias el viaje cuando te das cuenta a dónde vas. En Didi solamente hasta que aceptas el viaje y recoges al usuario te aparece el destino”.

También reveló la forma en que otros chóferes evalúan al usuario, ya que toman el servicio en una zona como Polanco y el viaje termina en una zona de alto riesgo, haciendo referencia de que sí tiene menos de 4,60 no se recomienda tomar el viaje.

Otro factor es la ganancia que tienen y la que se desprenden ya que en el caso de Uber, a los conductores se les cobra una comisión del 25% para la aplicación, mientras que en el caso de Didi oscila entre el 15% y 30% (a mayor distancia menor comisión). Adicional a estas comisiones, se tiene que restar un 8% de impuestos y el 2.1% de ISR.

No suelen aceptar viajes con pagos a tarjeta porque necesitan efectivo para poder cargar los automóviles con gasolina.

Es por eso que ambas partes se encuentran inconformes, a inicios de pedía revisar si contaba con antecedentes penales y un examen psicológico, cualquiera puede trabajar en Didi.